Sin minería no son posibles las demás actividades esenciales

La suspención de las actividades repecutirá la cadena de suministro de muchas actividades en próximos meses, afirmó el presidente de la Cámara de la Minería de Salta, Iván Gómez Márquez. Precisó que la minería es idéntica a la agricultura, pesca, ganadería y generación eléctrica, un sector primario que abasece de materias primas al resto de sectores económicos.

 

Integrantes de la Cámara de la Minería de Salta coincidieron en que adicionalmente a los recursos mineros de los que solo Argentina y otros pocos países tienen reservas, como por ejemplo boratos, que se extraen y exportan por décadas, durante los años anteriores hemos vivido un exponencial crecimiento en la minería salteña. La minería del Litio y proyectos metalíferos comenzaron un desarrollo acelerado alentado por diferentes factores macroeconómicos. Hoy, Salta posee una veintena de proyectos en desarrollo y algunos más en construcción y operación que alimentan más de 20.000 empleados, la mayoría de ellos locales.

Argentina está en una situación sin precedentes, una pandemia amenaza a nuestro país. Inmediatamente el sector minero comenzó a elaborar protocolos específicos de prevención del virus intentando resguardar lo más importante que tiene la actividad, su gente. Como suele ocurrir en este tipo de emergencias repentinas se dictaron decretos nacionales y provinciales como así también ordenanzas municipales, para el resguardo de una sociedad en sobresalto.

Como todos los sectores productivos o económicos, la minería también sintió el efecto de la disminución en la actividad. El mayor efecto es la extensa cadena de valor que posee con el funcionamiento de todos sus proveedores de bienes, insumos y servicios. Inicialmente, y para resguardar la actividad, las empresas disminuyeron al máximo sus operaciones sin detener por completo su actividad, y en consonancia con los diferentes Decretos Nacionales.

Según el decreto 297/20 de aislamiento social preventivo y obligatorio las empresas deberán ajustarse a su cumplimiento disminuyendo las actividades en varios casos a tareas esenciales de mantenimiento como custodios de los sitios por seguridad de las comunidades.

Sin dudas, el sector minero y su tejido de proveedores sufrirán los efectos de esta pandemia desde el punto de vista económico, pero confía en una rápida recuperación y de esa forma retomar nuevamente el camino de crecimiento, para el bien de la provincia de Salta.