El BID reconoció “valor compartido” de Sales de Jujuy

Silvia Rodriguez, gerente corporativa de valor compartido  de la empresa Sales de Jujuy, explicó "Hemos creado la bolsa de trabajo que consistía en la mano de obra de cada comunidad, que fue absorbida por los contratistas que estuvieron desde un principio durante la construcción del proyecto. A su vez, se desarrollaron estos emprendedores que son locales. Actualmente tenemos 16 emprendimientos que pertenecen a diferentes comunidades".

La gerente corporativa de valor compartido de la empresa Sales de Jujuy, que en Jujuy con el Proyecto Olaroz produce carbonato de litio. Se refirió al reconocimiento de la empresa por sus prácticas exitosas en relación a las comunidades, a través de una invitación a una mesa de trabajo convocada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

-¿De qué se trata la convocatoria que hizo el Banco Iberoamericano de Desarrollo?

-El BID nos invitó en junio para participar de un foro que consistía en una mesa de trabajo sobre estrategias de relacionamiento de empresas privadas con la sociedad civil. Fuimos convocados por el BID porque se reconoce a Sales de Jujuy como una empresa con prácticas exitosas, o las mejores prácticas dentro del relacionamiento con pueblos originarios. Nuestro trabajo, que venimos realizando hace mucho tiempo, es lo que hoy se denomina “valor compartido”.

-¿En este sentido, qué se valora del trabajo que usted realiza con las comunidades?

-Se valora este trabajo desde el ámbito de comunicación, o sea el diálogo, la transparencia y el desarrollo de negocios inclusivos los cuales a medida que fue transcurriendo el tiempo y con los avances que fueron teniendo en Sales de Jujuy, se convirtieron en emprendedores exitosos, los cuáles brindan servicios a la propia empresa.

-¿En qué proyectos han trabajado y cuáles son estas personas que han podido destacar en cuanto a la producción que hicieron o al emprendimiento?

-Nosotros lo que hicimos desde Sales de Jujuy y junto con los representantes de las diez comunidades del pueblo de Atacama fue desarrollar la creación de estos nuevos emprendedores. Sales de Jujuy en un principio aportó con microcréditos para que pudieran tener acceso en la parte financiera y desarrollar los negocios. Fue para que luego se convirtieran en los principales proveedores de servicios de la empresa Sales de Jujuy, tales como catering, limpieza, lavandería, que son los que están brindando estas empresas.

-Vienen trabajando en esto desde hace años, ¿cómo se inició?

-Durante mucho tiempo hemos trabajado con ellos, primero en la proyección que iba a tener la empresa, en una primera etapa con la construcción. Para ello hemos capacitado a la mano de obra que estaba disponible. Junto a las diez comunidades hemos creado la bolsa de trabajo que consistía en la mano de obra de cada comunidad, que fue absorbida por los contratistas que estuvieron desde un principio durante la construcción del proyecto. A su vez, se desarrollaron estos emprendedores que son locales. Actualmente tenemos 16 emprendimientos que pertenecen a diferentes comunidades. Con ellos también hemos trabajado en diferentes aspectos porque por más interés o intención de emprender algo se necesitan no solo el conocimiento sino también poder contar con el recurso económico, que es la otra parte que faltaba.

-¿Continúan trabajando en el tema con nuevos proyectos de emprendedorismo?

-Seguimos trabajando constantemente, se ha firmado y elaborado junto con la Universidad Nacional de Jujuy (Unju) un programa para capacitar a nuestros propios empleados que son operadores de las comunidades. A este programa que es exitoso dentro de la organización interna, también lo estamos replicando en las diferentes comunidades justamente como una forma de ir preparando y capacitando a más mano de obra, no sólo para Sales de Jujuy sino para cualquier proyecto que pueda surgir.

-¿Es decir, se tiende a que la gente pueda tener trabajo más allá del proyecto minero?

-Consideramos que la capacitación y la educación son justamente las mejores herramientas que podemos brindar para que puedan desarrollar habilidades y aptitudes y estando en su comunidad.

-¿Por otro lado firmaron un convenio con la Unju para trabajar en la recuperación de los residuos de producción de carbonato de litio y otro para recuperar el agua?

-Sí, estamos constantemente trabajando con la universidad y con diferentes instituciones para crear valor, o aumentar el valor que está realizando Sales de Jujuy en toda la región. Para ello hay un trabajo constante, hay diferentes áreas dentro de la empresa que se reúnen con el sector académico para crear o formar estos programas de desarrollo y capacitación. Sumado a esto, dentro de nuestro proyecto funciona un anexo de Bachillerato a distancia en el que este año van a recibir su título 23 egresados, con lo cual nos sentimos orgullosos. Estos egresados son pobladores de las comunidades que no habían terminado sus estudios primarios y secundarios, y a través del anexo que funciona dentro del proyecto están terminando sus últimos meses de estudio para poder recibirse este año. Es un nuevo aporte, va a surgir la primera promoción y este año volvimos a abrir el cupo de inscriptos para volver a iniciar el ciclo lectivo. Contamos con 25 personas que van a iniciar este ciclo, así que estamos orgulloso de nuestro personal y las comunidades que acompañan porque sin ellos tampoco podríamos hacerlo posible.

-¿Hay nuevos planes para con las comunidades?

-Si tenemos muchísimos planes con las comunidades, son ambiciosos, de generar nuevos emprendedores e incentivar el trabajo sobre todo de las mujeres, que son realmente las verdaderas hacedoras y luchadoras de su familia y su comunidad. Tenemos emprendedoras mujeres y es un placer escucharlas, se hacen cargo de las ocupaciones propias, cuidado del ganado, mantenimiento de la familia, del tejido y revalorizar sus costumbres.

La gerente corporativa de valor compartido de la empresa Sales de Jujuy, que en Jujuy con el Proyecto Olaroz produce carbonato de litio. Se refirió al reconocimiento de la empresa por sus prácticas exitosas en relación a las comunidades, a través de una invitación a una mesa de trabajo convocada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

-¿De qué se trata la convocatoria que hizo el Banco Iberoamericano de Desarrollo?

-El BID nos invitó en junio para participar de un foro que consistía en una mesa de trabajo sobre estrategias de relacionamiento de empresas privadas con la sociedad civil. Fuimos convocados por el BID porque se reconoce a Sales de Jujuy como una empresa con prácticas exitosas, o las mejores prácticas dentro del relacionamiento con pueblos originarios. Nuestro trabajo, que venimos realizando hace mucho tiempo, es lo que hoy se denomina “valor compartido”.

-¿En este sentido, qué se valora del trabajo que usted realiza con las comunidades?

-Se valora este trabajo desde el ámbito de comunicación, o sea el diálogo, la transparencia y el desarrollo de negocios inclusivos los cuales a medida que fue transcurriendo el tiempo y con los avances que fueron teniendo en Sales de Jujuy, se convirtieron en emprendedores exitosos, los cuáles brindan servicios a la propia empresa.

-¿En qué proyectos han trabajado y cuáles son estas personas que han podido destacar en cuanto a la producción que hicieron o al emprendimiento?

-Nosotros lo que hicimos desde Sales de Jujuy y junto con los representantes de las diez comunidades del pueblo de Atacama fue desarrollar la creación de estos nuevos emprendedores. Sales de Jujuy en un principio aportó con microcréditos para que pudieran tener acceso en la parte financiera y desarrollar los negocios. Fue para que luego se convirtieran en los principales proveedores de servicios de la empresa Sales de Jujuy, tales como catering, limpieza, lavandería, que son los que están brindando estas empresas.

-Vienen trabajando en esto desde hace años, ¿cómo se inició?

-Durante mucho tiempo hemos trabajado con ellos, primero en la proyección que iba a tener la empresa, en una primera etapa con la construcción. Para ello hemos capacitado a la mano de obra que estaba disponible. Junto a las diez comunidades hemos creado la bolsa de trabajo que consistía en la mano de obra de cada comunidad, que fue absorbida por los contratistas que estuvieron desde un principio durante la construcción del proyecto. A su vez, se desarrollaron estos emprendedores que son locales. Actualmente tenemos 16 emprendimientos que pertenecen a diferentes comunidades. Con ellos también hemos trabajado en diferentes aspectos porque por más interés o intención de emprender algo se necesitan no solo el conocimiento sino también poder contar con el recurso económico, que es la otra parte que faltaba.

-¿Continúan trabajando en el tema con nuevos proyectos de emprendedorismo?

-Seguimos trabajando constantemente, se ha firmado y elaborado junto con la Universidad Nacional de Jujuy (Unju) un programa para capacitar a nuestros propios empleados que son operadores de las comunidades. A este programa que es exitoso dentro de la organización interna, también lo estamos replicando en las diferentes comunidades justamente como una forma de ir preparando y capacitando a más mano de obra, no sólo para Sales de Jujuy sino para cualquier proyecto que pueda surgir.

-¿Es decir, se tiende a que la gente pueda tener trabajo más allá del proyecto minero?

-Consideramos que la capacitación y la educación son justamente las mejores herramientas que podemos brindar para que puedan desarrollar habilidades y aptitudes y estando en su comunidad.

-¿Por otro lado firmaron un convenio con la Unju para trabajar en la recuperación de los residuos de producción de carbonato de litio y otro para recuperar el agua?

-Sí, estamos constantemente trabajando con la universidad y con diferentes instituciones para crear valor, o aumentar el valor que está realizando Sales de Jujuy en toda la región. Para ello hay un trabajo constante, hay diferentes áreas dentro de la empresa que se reúnen con el sector académico para crear o formar estos programas de desarrollo y capacitación. Sumado a esto, dentro de nuestro proyecto funciona un anexo de Bachillerato a distancia en el que este año van a recibir su título 23 egresados, con lo cual nos sentimos orgullosos. Estos egresados son pobladores de las comunidades que no habían terminado sus estudios primarios y secundarios, y a través del anexo que funciona dentro del proyecto están terminando sus últimos meses de estudio para poder recibirse este año. Es un nuevo aporte, va a surgir la primera promoción y este año volvimos a abrir el cupo de inscriptos para volver a iniciar el ciclo lectivo. Contamos con 25 personas que van a iniciar este ciclo, así que estamos orgulloso de nuestro personal y las comunidades que acompañan porque sin ellos tampoco podríamos hacerlo posible.

-¿Hay nuevos planes para con las comunidades?

-Si tenemos muchísimos planes con las comunidades, son ambiciosos, de generar nuevos emprendedores e incentivar el trabajo sobre todo de las mujeres, que son realmente las verdaderas hacedoras y luchadoras de su familia y su comunidad. Tenemos emprendedoras mujeres y es un placer escucharlas, se hacen cargo de las ocupaciones propias, cuidado del ganado, mantenimiento de la familia, del tejido y revalorizar sus costumbres.

 

FUENTE: diario El Tribuno de Jujuy